Estuvimos con los sadenses 4 Rhesus Monckeys en la sala Public de Betanzos

Posted on 24/10/2011

0


Este sábado pasado quedamos comprometidos con los chicos de 4 Rhesus Monckeys para verlos -por fin- en plena salsa de directo en el Public de Betanzos, sala no muy grande pero acogedora y de sonorización bastante agradable. El tema estaba para las 23:30 y allí nos plantamos puntuales. Unas garimbas por aquí y por allá, unas conversaciones con los cuatro componentes de la banda y, apenas pasadas las 00:00, hora brujeril por excelencia, comenzó el concierto de los sadenses.

El repertorio del grupo es suficientemente largo como para que se atrevan a tocar en solitario en cualquier escenario. Resaltan, eso si, a nuestro entender, los temas de su ep “Rock Antecessor” que ya os hemos ofrecido en este enlace de Goear.  Es “Rock Antecessor” un trabajo con seis cortes que harán las delicias de los nutridos fans del rock más clásico, aquel que reinaba en los setenta y que, en el caso español, brilló con luz propia através de gente como Barón Rojo o Obús, sin olvidar el toque sureño peninsular de Medina Azahara, de influencias más propiamente flamencas. Norte y sur, primer corte, y Perro mordedor nos muestran sin ningún género de dudas el camino marcado por estos cuatro ancestrales seres humanos. En este último, como en el tema que cierra la maqueta, Cuentan que escapaban, la influencia setentera es absolutamente dominante. Los riffs, las letras trabajadas, la voz dominante, el ritmo sincopado. Toques bluseros incluidos.

Flash…pillados!

Sobre la 1:20 en puntito de la iniciática madrugada, aparición estelar de la Policía Municipal -justo justo cuando estábamos a punto de escuchar Cuentan que Escapaban -ironías de la vida-. Nos quedamos con las ganas pero valió mucho la pena. Primero, porque siempre es un placer acercarse por Betanzos y visitar sus rincones del Casco Vello. Segundo, porque la sala Public hace todos los esfuerzos para que sus conciertos sean lo más espectaculares posible: luces psicodélicas, rayos verdes atravesándote, lucecitas-gusanito de colores dando vueltas por tu espalda y la mía, sonido equilibrado y trato amable. Un buen sitio para escuchar rock.

Un buen momento para retratar el punteo de Mac

Nos acabamos la última consumición y salimos a fumar un pitillito, que ya tiraba el mono, ya…y no hablo de simios…Fuera, en la plaza cercana, grupos de jóvenes se divertían a lo suyo, que es eso que llaman botellón. A mi me parece bien, siempre que dejen el lugar tan limpio como se lo encontraron. No es el caso, pero el concierto ya estaba finiquitado. Cosas que pasan. Habría que repantearse los modelos de ocio. Os dejamos un tema en vídeo de este concierto, en concreto Norte y Sur.  Atención a los juegos de luces, no aptos para epilépticos…