Cuestiones de geografía musical: la gruesa línea luminosa que separa A Coruña de Vigo

Posted on 09/10/2011

1


En días pasados, como suele ocurrir cuando se juntan en una mesa músicos coruñeses con vigueses, asistí a otra de las múltiples elucubraciones onanístico-explicativas sobre la diferente potencia musical de las dos ciudades más influyentes (con permiso) de Galicia: Vigo y A Coruña. A Coruña y Vigo. La cosa no cambió mucho desde 1983, como podréis comprobar.

Muerto el dictador ferrolano, lo cierto es que el panorama musical español, capitalizado entre Madrid y Barcelona, venía marcado por las líneas más intensamente rockeras de “Hijos del Agobio” (Triana), Coz, Asfalto, Obús, Leño, Medina Azahara y otras tantas bandas (incluído el señorito Teddy Bautista), todas ellas retratadas en la mítica película “Nos Va la Marcha”(1978)   que se puede descargar y ver en el enlace que os ofrecemos. En cierto sentido, se había abierto un camino específico para la eclosión del denominado “rock patrio” que, quizás de alguna forma, había abierto gente como Barrabás. solo que, al contrario de esta banda, el idioma de expresión indiscutible pasó a ser el español. Tequila andaba por ahí, claro, con Ariel Rot y Alejo Stivel.

A comienzos de los 80, muy próximos al horrendo y/o nefando mundial de fútbol España 82, la periferia peninsular se revuelve contra la capital y su movida, la de Enrique Urquijo, Antonio Vega, Paco Clavel, Santiago Auserón y Olvido Gara (Alaska-Fangoria), retratada en la columnita que tenía Paco Umbral en El País. Hay varias películas que la retratan, de alguna forma, o se aprovechan de su fulgor: “Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón” y “Laberinto de pasiones”, ambas de Almodóvar, o la ya olvidada “A Tope” (1983), que incluía a varios grupos de ‘la Movida’: “Alaska y Dinarama”, “Golpes Bajos”, “Derribos Arias”, “Nacha Pop”, “Loquillo”, “Gabinete Caligari”, “Aviador Dro” y “Objetivo Birmania”. Encontramos estas rarezas de la subsodicha:

Vigo se convirtió en potencia musical, en tanto Coruña se extrañaba -y pasaba como la mierda- de la propositada decadencia de Radio Océano, banda imprescindible a la que se recordó este año a cuenta de su estrechísima relación con el poeta Lois Pereiro. Lo cierto, y aquí llegamos al tema objeto de debate y discusión, es que si nos ponemos a repasar algunos de los proyectos musicales nacidos en la ciudad olívica que consiguieron, en mayor o menor medida, codearse a nivel estatal con los niños y niñas más mimados del Madrid de la Rock-Ola, veremos que la lista es extensa e importante, independientemente, eso sí, de gustos y disgustos de cada uno. Recordemos:

Siniestro Total

Golpes Bajos

Germán Coppini (+ diferentes proyectos)

Os Resentidos

Antón Reixa (+diferentes proyectos)

Semen Up

Aerolíneas Federales

Killer Barbies

Silvia Superstar

Def Con Dos

Cómplices

Amistades Peligrosas

Alberto Comesaña

Teo Cardalda

Costas

Julián Hernández

Los Piratas

Iván Ferreiro

Fon Román

Bromea o Qué

Los Coyotes (en cierto sentido)

La Marabunta

Ectoplasma

Nicolás Pastoriza

Eladio y los Seres Queridos (ver el impresionante y localista vídeo)

Un punto y aparte específico merecen los diferentes artistas folk que salieron también de allí, entre ellos, Carlos Núñez,  Budiño,  Berroguetto…¿Os gustan las conexiones?…el chico que toca la  zanfoña al comienzo del tema  de Los Piratas “Fecha Caducada” es Anxo Pintos (Berroguetto).

Los más clásicos, amparados bajo la revista de tendencias TINTIMÁN, de la que solo se sacaron cinco valiosos números. los más modernos, ubicándose, posicionándose, trabajando, currelando, pateando salas y…recibiendo el apoyo incondicional no ya de sus fans -en un principio siempre menos numerosos de lo deseado- si no de la ciudad entera. un ejemplo: si un grupo coruñés hubiese sacado dos discos como los dos primeros de los Piratas, con toda seguridad su historia se hubiera acabado ahí., ya que, aún siendo interesantes, no alcanzan todavía la calidad e interés de sus trabaajos posteriores. En A Coruña, con toda probabilidad, no hubieran visto la luz “Poligamia”, “Manual para los Fieles”, “Ultrasónica”, “Sesiones Perdidas” o “Relax”. Igual ahora ni habría Iván Ferreiro ni Fon Román, for example…a no ser que hubiesen hecho como Pablo Bicho -primero- y Xoel  López -después-. Pirarse.

Continuará…vaya si continuará…concretamente en este enlace de aquí titulado: Más cuestiones de geografía musical: pero no todo van a ser malas noticias (2ª parte)

Posted in: música, noticias