El esplendor en la hierba (crónica axitpop del festival Rockeixo de A Capela)

Posted on 28/08/2011

4


EPÍLOGO (una extraña forma de comenzar)

Caminaba Axitpop pesadamente hacia el coche. Nos adentrábamos en la madrugada ya y, una vez finiquitada la cuarta edición del festival Rockeixo, tocaba carretera y manta. Los técnicos recogían sus trastos a toda pastilla. En el grandioso escenario, vacío en su esencia, apenas brillaban las últimas piezas metálicas que quedaban por retirar. Habíamos acudido a A Capela acompañando a NOC en su periplo concursero estival. Una voz sonó detrás de nosotros. Suave pero eminentemente masculina. Discreta pero perfectamente audible. “Mira, ése es Axitpop”. Sonreímos. Ya estaba hecho.

PRELUDIO

Siendo el que os escribe un preadolescente, un protoinmaduro o un infraadulto, como prefiráis definir a un ser humano de catorce años, acertaron a emitir en el único canal de televisión posible la película de Elia Kazan “Esplendor en la hierba (Splendor in the grass)”. Me estremezco al recordar la escena en que una Natalie Wodd juvenil e histérica era introducida a la fuerza en una bañera de agua fría con el ánimo indisimulado de impedir la consumación del amor adolescente y salvajemente emocional que la unía al también guapo Warren Beatty. Me enamoré al momento y lloré por una historia caracterizada por su tristísimo final. El convencionalismo progenitor trunca esa relación rompiendo con brutalidad las cuerdas de las emociones de sus protagonistas. “Nada nos devolverá el esplendor sobre la hierba”, acaba sentenciando el film, “pero nos recordaremos y hallaremos fortaleza en lo que nos queda”.

CRÓNICA

La tarde en A Capela era esplendorosa. El lugar escogido para la celebración de esta IV edición del festival Rockeixo era bastante amplio, así como su escenario imponente. Las pruebas de sonido caminaban con cierto retraso. Se hizo lo que se pudo y a las 21:30 estábamos cenando. La noche se bajó fría, pero pronto nos calentaron las viandas que nos ofrecía la gente de la organización. Muy buen trato y charleta de la buena entre las cinco bandas de la noche. A las 22:30 comenzaron los chicos de No More Rain. Su apuesta por el grunge, con la enorme carga de decepción finisecular que lo caracteriza, fue el mejor aperitivo para la fase de concurso que se abría una vez terminado su espectáculo. Eran de casa y se notó en el público. Turno para NOC.

Segundo concierto de la banda coruñesa con la vocalista Belén Tajes. Muy buen concierto de esta gente. Se agigantan a pasos constantes. Empatizaron con el público y repartieron su setlist, como en la noche del Querostar, entre los temas de su trabajo debut “Negroscurocasiclaro” y una nueva tanda de temas que, en nuestra humilde opinión, mejoran el conjunto del trabajo discográfico antes citado. Abrir un concurso se ve como un handicap, pero la banda cumplió sobradamente. Turno para Primitive.

Estos compostelanos se definen simplemente como metálicos. Lo cierto es que al escucharlos uno no puede evitar imaginarlos habitando un dúplex en el infierno con vistas a la hoguera. Vomitaron su insatisfacción con alidad meridiana, contando con la complicidad de varios de sus fans entre el público. Gustaron y se gustaron. Turno para Drive Stones.

Defensores del rock más clásico, quizá partían como los favoritos de la noche. Sus interpretaciones demostraron que hay mucho trabajo detrás de cada nota. Navegaron entre apuestas sureñas y guiños a la música adulta de principios de los setenta. Con ellos terminaba la fase de concurso y se abría la puerta para los Sandford Music Factory. Su rock potente e independiente gustóa un público que reconocía muchos de los temas de la banda, no en vano existe cierta cercanía geográfica que favorece su difusión y conocimiento. Antes, sin embargo, se nos comunicó el resultado del concurso. Primer clasificado Primitive (700 euros). Segundo Drive Stones  (500 euros) y tercero NOC (300 euros). Eran tres bandas muy diferentes y en un concurso hay que tomar decisiones. Esta fue la decisión de ayer. Unos más contentos que otros, evidentemente, pero todo el mundo satisfecho. Ya era un premio llegar hasta aquí y se notó.

Nuestra próxima gran cita es en la final del IV Concurso Rock Deputación de A Coruña. Allí coincidiremos con los Sandford, vencedores la edición pasada y Riff Raff, estas dos bandas fuera de concurso. En la fase competitiva el proyecto de NOC se las verá con Tregua, Pülsar, Yidorah y TST. Pero eso será otro cantar…